Skip to content

Cuando el tiroteo se detiene

El impacto de la violencia con armas de fuego en los sobrevivientes de los Estados Unidos

2.18.2022

Resumen ejecutivo

“Solo podemos aprender a vivir con ella y a través de ella, no desaparece nunca”.

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego1Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

El trauma de la violencia con armas de fuego no termina cuando se detiene el tiroteo. En todo el país, personas de todas las condiciones sociales se han visto afectadas por esta epidemia de la salud pública: en una encuesta nacional, el 58 por ciento de los adultos informaron que ellos o algún ser querido han experimentado violencia con armas de fuego en su vida.2SurveyUSA, “Results of SurveyUSA Mkt Research Study #24554” (Resultados del estudio de investigación de mercado de SurveyUSA N.º 24554), 11 de diciembre de 2018, https://bit.ly/2ExxpyZ. Consulte la pregunta 39. Más personas mueren a causa de la violencia con armas de fuego a principios de febrero en los Estados Unidos que durante todo un año calendario en otros países con ingresos altos.3Análisis de muertes por armas de fuego por país en los años más recientes (2015 a 2019) realizado por Everytown, GunPolicy.org (consultado el 7 de enero de 2022). Además, millones de personas más en los Estados Unidos resultan heridas por disparos, son amenazadas con un arma de fuego o presencian un acto de violencia con armas de fuego en su vida.4Everytown for Gun Safety Support Fund, “A More Complete Picture: The Contours of Gun Injury in the United States” (Un panorama más completo: los contornos de las lesiones por armas de fuego en los Estados Unidos), diciembre de 2020, https://every.tw/33Hto3F; SurveyUSA, “Market Research Study #24554”. Por este motivo, Everytown for Gun Safety celebra la Semana Nacional de los Sobrevivientes de la Violencia con Armas de Fuego (National Gun Violence Survivors Week) en febrero.

Experimentar violencia con armas de fuego tiene impactos emocionales, físicos, legales y económicos duraderos en los sobrevivientes y en sus comunidades. La amplitud y la diversidad de la experiencia de los sobrevivientes están directamente relacionadas con la naturaleza de amplio alcance de la crisis de violencia con armas de fuego de los Estados Unidos. La violencia con armas de fuego puede adoptar muchas formas, como suicidios e intentos de suicidio con armas de fuego, homicidios y agresiones con armas de fuego, violencia doméstica que involucre un arma de fuego, tiroteos escolares, tiroteos por parte de la policía y tiroteos no intencionales, entre otros incidentes. Identificarse como sobreviviente de la violencia con armas de fuego abarca muchas experiencias diferentes: presenciar un acto de violencia con armas de fuego, recibir amenazas con un arma de fuego o ser herido por un arma de fuego, o tener a algún conocido o ser querido herido o asesinado con un arma de fuego.

Sin embargo, la cultura de los Estados Unidos de silencio en torno a la violencia con armas de fuego significa que con demasiada frecuencia no hablamos ni comprendemos completamente el impacto de por vida en los sobrevivientes. Una de las consecuencias de este silencio es que muchos sobrevivientes de la violencia con armas de fuego no reciben el apoyo y los servicios que necesitan para vivir con su trauma y sanar. También existe la suposición equivocada de que la violencia con armas de fuego es algo que los sobrevivientes “superan”, mientras que los impactos son en realidad de por vida, profundos y complejos.

Para ayudar a romper ese silencio y elevar las voces de los sobrevivientes en la conversación nacional de prevención de la violencia con armas de fuego, Everytown for Gun Safety Support Fund (“Everytown”) llevó a cabo una encuesta de amplio alcance a más de 650 sobrevivientes desde octubre hasta mediados de noviembre de 2021. Recopilamos datos sobre el tipo de violencia con armas de fuego que los sobrevivientes han experimentado, así como las historias de los sobrevivientes en sus propias palabras, al tiempo que les permitimos a los encuestados permanecer anónimos. En conjunto, los datos ilustran la magnitud de la epidemia de violencia con armas de fuego en los Estados Unidos y sus impactos duraderos en las personas y las comunidades. Entre los hallazgos clave se encuentran los siguientes:

  • Nueve de cada 10 sobrevivientes de la violencia con armas de fuego informan haber sufrido un trauma a causa del incidente.
  • Más de la mitad de las personas que habían experimentado violencia con armas de fuego en los últimos 12 meses fueron los más propensos a calificar el impacto del trauma como 5 de 5, lo que significa que el trauma frecuentemente afecta su bienestar y su desempeño.
  • La mitad de los sobrevivientes informaron que sufrieron violencia con armas de fuego en un hogar: el suyo propio, el de un vecino, el de un amigo o el de un familiar.
  • Los enfermeros, los médicos o el personal hospitalario fueron los más propensos a decir que experimentaron el impacto de la violencia con armas de fuego a través de su trabajo, seguidos de las personas que trabajan en las escuelas, incluidos los educadores y el personal.
  • Dos tercios de los sobrevivientes heridos por disparos expresaron la necesidad de recibir servicios de salud mental, terapia y apoyo. También expresaron la necesidad de recibir asistencia legal como víctimas de un delito (49 por ciento); asistencia económica para lidiar con gastos médicos como fisioterapia, servicios de rehabilitación y equipos quirúrgicos (40 por ciento); atención médica domiciliaria (25 por ciento); y ayuda para cubrir gastos relacionados con el funeral (7 por ciento).
  • Casi uno de cada tres sobrevivientes dijo que necesitaba asistencia legal como víctima o por la muerte de un familiar.
  • Uno de cada tres sobrevivientes dijo que necesitaba apoyo económico para ayudar a cubrir los costos del funeral o médicos, o para compensar los ingresos perdidos debido a la muerte o una lesión.

Este informe se divide en cinco secciones que analizan el duelo y el dolor por la muerte por armas de fuego, la curación después de sufrir lesiones con armas de fuego, el vivir con miedo a la violencia con armas de fuego, el impacto de la violencia persistente con armas de fuego y las recomendaciones sobre cómo apoyar mejor a los sobrevivientes y evitar la violencia.

Nos esforzamos por centrarnos en las experiencias de los sobrevivientes y, a través de este trabajo, esperamos honrarlos al proporcionar una comprensión más profunda de quiénes son, qué han experimentado y cómo podemos apoyarlos mejor.

Introducción

“Manejar las incongruencias de la curación, tanto física como emocional. La existencia de esta persona gris en un mundo donde todos los demás ven todo como blanco y negro. Estoy completamente bien y eso pertenece al pasado, o soy una persona herida que nunca puede ser funcional; falta de comprensión de que en realidad no estoy en ninguna de las dos situaciones, pero algunos días puedo estar en una u otra…”

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego5Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

La tasa de mortalidad por armas de fuego de los Estados Unidos, que es 13 veces mayor que la de otros países de ingresos altos, nos convierte en un ejemplar atípico en el mundo.6Análisis de muertes por armas de fuego por país de los años más recientes (2015 a 2019) realizado por Everytown, GunPolicy.org (consultado el 7 de enero de 2022). Cada año, más de 40,000 estadounidenses mueren en actos de violencia con armas de fuego y aproximadamente 85,000 más resultan heridos por disparos.7Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Centro Nacional de Estadísticas de Salud, Base de datos en línea WONDER, Causa de muerte subyacente. Se calculó un promedio anual con base en cinco años de los datos más recientes disponibles: de 2016 a 2020. Everytown for Gun Safety Support Fund, “A More Complete Picture” (Un panorama más completo). Esto equivale a más de 110 personas a las que se les dispara y mueren cada día en los Estados Unidos y a más de 200 personas heridas por disparos. La crisis afecta de manera desproporcionada a las comunidades negras, latinas y otras comunidades de color.

La tasa de mortalidad por armas de fuego de los EE. UU. es 13 veces mayor que la de otros países de ingresos altos.

Fuente: Análisis de muertes por armas de fuego por país en los años más recientes (2015 a 2019) realizado por Everytown, GunPolicy.org (consultado el 7 de enero de 2022).

Con este elevado número de víctimas fatales y de heridos, los Estados Unidos es, sin lugar a dudas, una nación de sobrevivientes de la violencia por armas de fuego. Pero el impacto de la violencia con armas de fuego se extiende mucho más allá de los muertos o heridos. Ser testigo de un acto de violencia con armas de fuego, ser amenazado con un arma de fuego o que un ser querido sea herido o asesinado con un arma de fuego también convierte a alguien en un sobreviviente de la violencia con armas de fuego, entre otras experiencias. Una encuesta reveló que el 58 por ciento de los adultos estadounidenses, o alguien a quien quieren, informaron haber sufrido violencia con armas de fuego en su vida.8SurveyUSA, “Market Research Study #24554” (Estudio de investigación de mercado N.º 24554). Consulte la pregunta 39.

Los resultados de la encuesta a sobrevivientes de Everytown, que incluyó respuestas de más de 650 participantes, proporcionan una mirada profunda de las experiencias, necesidades y perspectivas de los sobrevivientes de la violencia con armas de fuego y presentan datos para informar a los servicios de apoyo y al trabajo de prevención de la violencia con armas de fuego en el futuro. Gran parte del rico material de este informe con vistas al futuro que captura la voz y las perspectivas de los sobrevivientes, incluidas muchas citas textuales, se toma de esta encuesta anónima. 

Si bien se han realizado varias encuestas muy valiosas a sobrevivientes en el pasado, esta es la más integral geográficamente hablando (con encuestados de 46 estados) y la más amplia, ya que abarca a los sobrevivientes de la violencia con armas de fuego en toda la gama de tipos, desde tiroteos masivos y violencia con armas de fuego de parejas hasta suicidio, violencia comunitaria con armas de fuego y más.  

El alcance de la crisis de la violencia con armas de fuego de los Estados Unidos significa que hay sobrevivientes de la violencia con armas de fuego de todos los ámbitos con una amplia variedad de experiencias.

Una Nación de Sobrevivientes

“Nunca se ofrecieron servicios, los funcionarios del orden público parecían más interesados en presentar cargos contra el perpetrador. Creo que yo y mi hija más pequeña éramos simplemente considerados espectadores”.

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego9Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

9 de 10

Nueve de cada 10 sobrevivientes de la violencia con armas de fuego informan haber sufrido un trauma a causa del incidente.

Fuente: Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021. (Pregunta: ¿Siente que su experiencia de violencia con armas de fuego le causó un trauma? Respuesta: 87 por ciento, sí; 5 por ciento, no.) https://www.surveymonkey.com/r/CLYN9TR

Sin embargo, el trauma de la violencia con armas de fuego, que es duradero, complejo y único para cada persona, a menudo no se comprende bien ni se aborda de manera holística. Nueve de cada 10 sobrevivientes de la violencia con armas de fuego informan haber sufrido un trauma,10Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021. (Pregunta: ¿Siente que su experiencia de violencia con armas de fuego le causó un trauma? Respuesta: 87 por ciento, sí; 5 por ciento, no.) pero menos de la mitad de los sobrevivientes dijeron haber contado con acceso al apoyo, la asistencia o los servicios que necesitaban para hacer frente a su impacto dentro de los primeros seis meses o un año o más después del incidente.11Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

El trauma puede interferir, y de hecho interfiere, con la salud física y mental de los sobrevivientes y afecta sus relaciones personales, su trabajo, su situación económica y su vida familiar. Los sobrevivientes que habían experimentado violencia con armas de fuego en el último año fueron más propensos a decir que el trauma afecta con frecuencia su bienestar o su desempeño.

Aquellos que habían experimentado violencia con armas de fuego en los últimos 12 meses fueron más propensos a calificar el impacto del trauma como un 5 de 5: el 54 por ciento respondió que el trauma frecuentemente afecta su bienestar o su desempeño.

Además, la naturaleza violenta, inesperada y, a veces, aleatoria de la violencia con armas de fuego significa que, para muchos sobrevivientes, no existe una recuperación completa o el fin del proceso de sanación. La experiencia no es algo que simplemente se pueda “superar” o con la que se pueda “seguir adelante”. Además, algunos sobrevivientes están expuestos a violencia con armas de fuego persistente en los lugares donde viven, lo que provoca un trauma en la comunidad. Para muchos, se siente como una cicatriz que nunca se cura y un viaje de por vida de trauma y duelo que mengua y fluye en función de las experiencias vividas de una persona. 

Por este motivo, los sobrevivientes de la violencia con armas de fuego a menudo informan que necesitan asesoramiento no solo para obtener apoyo a corto plazo después de un incidente, sino también para obtener atención a largo plazo para poder lidiar con el trauma duradero. Los sobrevivientes mencionaron el asesoramiento como su mayor necesidad insatisfecha, mientras que su menor necesidad insatisfecha era la de servicios de crisis inmediatos. Casi uno de cada cuatro sobrevivientes identificó la necesidad de servicios de asesoramiento adicionales.12Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

Everytown compiló este informe para compartir las voces de los sobrevivientes de la violencia con armas de fuego que manifiestan qué apoyo necesitaron después del incidente y las barreras que encontraron para acceder a él. Este informe proporciona una perspectiva basada en datos sobre el alcance de la crisis de violencia con armas de fuego de los Estados Unidos y se basa en datos de encuestas de fuentes primarias que son de naturaleza tanto cuantitativa como cualitativa para explorar las experiencias de los sobrevivientes.

El informe se divide en cinco secciones:

  1. Duelo y dolor por la muerte causada por armas de fuego, donde ponemos a las víctimas de la crisis en contexto, centrándonos en homicidios y suicidios con armas de fuego;
  2. La curación después de sufrir lesiones con armas de fuego, donde exploramos las experiencias de las personas heridas por disparos;
  3. Intimidación y miedo, donde los sobrevivientes hablan sobre el trauma de recibir amenazas o experimentar intimidación ante ciertos grupos objetivo de incidentes de violencia con armas de fuego como tiroteos masivos y escolares, delitos de odio, protestas armadas y la intimidación y el miedo en la violencia doméstica;
  4. Trauma comunitario, donde analizamos los efectos de la violencia comunitaria persistente en los vecindarios; y
  5. Trazado del camino a seguir, donde ofrecemos soluciones sobre cómo podemos apoyar mejor a los sobrevivientes y evitar la violencia con armas de fuego en el futuro. 

Duelo y dolor por la muerte causada por armas de fuego

La gran cantidad de muertes causadas por las armas de fuego en los Estados Unidos (más de 110 personas a las que les disparan y asesinan cada día) significa que las personas y las familias son continuamente admitidas en lo que algunos sobrevivientes llaman “un club al que nadie quiere pertenecer”. Aunque las personas pueden recuperarse del dolor, los desafíos que enfrentan pueden ser persistentes y de por vida.

Nuestro enfoque aquí está en el suicidio y homicidio con armas de fuego porque estas dos formas de violencia con armas de fuego representan la gran mayoría de las muertes causadas por armas de fuego cada año; los suicidios representan las seis de cada 10 muertes causadas por armas de fuego, junto con el homicidio, incluidos los tiroteos por parte de la policía, que representan casi cuatro de cada 10 muertes.13Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Centro Nacional de Estadísticas de Salud, Base de datos en línea WONDER, Causa de muerte subyacente. Se calculó un promedio anual con base en cinco años de los datos más recientes disponibles: de 2016 a 2020. La elevada tasa de homicidios con armas de fuego de los Estados Unidos representa la disparidad más marcada en comparación con otros países de ingresos altos. Si bien la tasa general de mortalidad por armas de fuego de los Estados Unidos es 13 veces mayor que la de otros países de ingresos altos, la tasa de homicidios por armas de fuego es 26 veces mayor que la de los países de nuestro entorno.14Análisis de muertes por armas de fuego por país en los años más recientes (2015 a 2019) realizado por Everytown, GunPolicy.org (consultado el 7 de enero de 2022).

Inmediatamente después de la muerte causada por armas de fuego, los sobrevivientes no solo enfrentan duelo y dolor, sino, a menudo, barreras económicas, estigmatización y desafíos para acceder a los servicios que necesitan. 

Además, los niños que experimentaron la pérdida de los progenitores o del cuidador debido a muerte súbita enfrentan desafíos únicos que afectan su desarrollo hasta la adultez. Los niños que han perdido a los progenitores tienen más probabilidades de experimentar trastorno de estrés postraumático (TEPT), depresión, deterioro de su capacidad diaria para actuar e ideas suicidas.15Steven Pham, Giovanna Porta, Candice Biernesser, Monica Walker Payne, Satish Iyengar, Nadine Melhem y David A. Brent, “The Burden of Bereavement: Early-Onset Depression and Impairment in Youths Bereaved by Sudden Parental Death in a 7-Year Prospective Study” (La carga del duelo: depresión y deterioro de inicio temprano en jóvenes afligidos por la muerte súbita de progenitores en un estudio prospectivo a 7 años), American Journal of Psychiatry 175 (2018): 887–96, https://ajp.psychiatryonline.org/doi/10.1176/appi.ajp.2018.17070792. La muerte del cuidador de un niño también está asociada con toda una serie de efectos dominó, que incluyen inestabilidad de la vivienda, separaciones, problemas de salud mental, menor tiempo de escolarización y mayores riesgos de suicidio y violencia.16Susan D. Hillis, Alexandra Blenkinsop, Andrés Villaveces, Francis B. Annor, et al., “COVID-19-Associated Orphanhood and Caregiver Death in the United States” (Orfandad y muerte de cuidadores relacionadas con el COVID-19 en los Estados Unidos), Pediatrics (7 de octubre de 2021): https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34620728/ (en línea antes de la impresión).

Entre los encuestados, seis de cada 10 dijeron que su ser querido fue asesinado en un homicidio con armas de fuego.17Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021. La naturaleza inesperada y traumática de estas muertes, y la sensación de que un ser querido ha sido eliminado o arrancado de sus familias y comunidades en un instante, trae consigo un profundo y duradero sentido de duelo. 

Las familias y las comunidades de color se ven desproporcionadamente afectadas por el homicidio con armas de fuego. Los estadounidenses de raza negra representan a la mayoría de las víctimas de homicidios con armas de fuego y tienen 10 veces más probabilidades que los estadounidenses de raza blanca de morir a causa de homicidios con armas de fuego.18Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Centro Nacional de Estadísticas de Salud, Base de datos en línea WONDER, Causa de muerte subyacente. Se calculó un promedio anual con base en cinco años de los datos más recientes disponibles: de 2016 a 2020. El análisis incluye muertes causadas por arma de fuego por raza entre todas las edades, solo no hispanos y homicidios, incluida la intervención legal. Los jóvenes negros enfrentan el mayor riesgo y tienen 22 veces más probabilidades que los jóvenes blancos de morir por homicidio con armas de fuego.19Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Centro Nacional de Estadísticas de Salud, Base de datos en línea WONDER, Causa de muerte subyacente. Se calculó un promedio anual con base en cinco años de los datos más recientes disponibles: de 2016 a 2020. El análisis incluye muertes causadas por arma de fuego por raza entre hombres de 18 a 24 años, solo no hispanos y homicidios, incluida la intervención legal.

Además de la tragedia de las vidas arrebatadas, el trauma tiene efectos duraderos en la comunidad en general, según el análisis que sigue más adelante sobre la violencia con armas de fuego en la comunidad. El veintitrés por ciento de los adultos estadounidenses de raza negra y el 22 por ciento de los adultos estadounidenses de raza hispana informan que alguien a quien querían fue asesinado con un arma de fuego.20SurveyUSA, “Market Research Study #24554” (Estudio de investigación de mercado Nº 24554). Consulte la pregunta 35.

Una forma de homicidio en particular, los tiroteos por parte de la policía, repercuten mucho más allá de las personas directamente involucradas y afectan a las comunidades en su conjunto. En promedio, la policía mata a disparos a tres personas en los Estados Unidos todos los días.21Análisis de Everytown de los datos de 2017 a 2021 de Mapping Police Violence (consultado el 3 de enero de 2022). En esta faceta de violencia con armas de fuego, los Estados Unidos también constituyen un ejemplar atípico en el mundo: la tasa de muertes por tiroteos por parte de la policía en los Estados Unidos es al menos 15 veces mayor que la de los países de su entorno, incluidos Australia, Inglaterra y Gales, Alemania y Nueva Zelanda.22Análisis de Everytown de los datos de tiroteos policiales de: Mapping Police Violence (2013–2019) (consultado el 4 de junio de 2020), https://mappingpoliceviolence.org/; Laura Doherty y Samantha Bricknell, “Shooting Deaths in Police Custody” (Muertes por disparos bajo custodia policial), Instituto Australiano de Criminología, 2 de abril de 2020, https://doi.org/10.52922/sb04213; Oficina Independiente de Conducta Policial del Reino Unido, “Deaths during or following Police Contact: Statistics for England and Wales, Time Series Tables: 2004/05 to 2017/18” (Muertes durante o con posterioridad al contacto con la policía, Cuadros de series temporales: 2004/05 a 2017/18), https://bit.ly/3FyFfDb; Milan Gagnon, “Police in Germany Kill More Than You Think” (La policía en Alemania mata más de lo que usted cree), Deutsche Welle, 14 de mayo de 2017, https://bit.ly/3FyG6nn; Alexander Pearson, “Police Shootings: German Cops Shot Dead 14 People in 2017” (Tiroteos policiales: los polícías alemanes mataron a balazos a 14 personas en 2017), Deutsche Welle, 28 de junio de 2018, https://bit.ly/3fnIy5x; Autoridad Independiente de Conducta Policial de Nueva Zelanda, “Annual Report 2017–2018” (Informe anual 2017–2018), https://bit.ly/3zXxG8a. Datos de población de World Population Review (Australia, Inglaterra y Gales, Alemania y Nueva Zelanda), https://worldpopulationreview.com/, y la Oficina del Censo de los EE. UU., “National Population by Characteristics: 2010–2019” (Población nacional por características: 2010–2019), https://bit.ly/3GwJxMH. Y por cada persona que muere a manos de la policía, dos más resultan heridas por disparos de una manera que requiere atención en una sala de emergencias u hospitalización.23Robert Arthur et al., “Shot by Cops and Forgotten” (Tiroteado por policías y olvidado), Vice, 11 de diciembre de 2017, https://bit.ly/3re9VVu. Este análisis de Vice News descubrió que entre una muestra de grandes departamentos de policía entre 2010 y 2016, la policía mató a balazos a 1,382 personas, e hirió por disparos a 2,730 personas. La comparación de los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) y del Proyecto de Costo y Utilización de la Atención Médica (Healthcare Cost and Utilization Project, HCUP) también muestra el doble de personas que fueron heridas por disparos en comparación con las que murieron en el proceso de intervención legal. Consulte Everytown for Gun Safety Support Fund, “Gun Violence in America” (Violencia con armas de fuego en los Estados Unidos), 23 de diciembre de 2021, https://everytownresearch.org/report/gun-violence-in-america/; Everytown for Gun Safety Support Fund, “A More Complete Picture” (Un panorama más completo).

El número de víctimas que cobra esta forma de violencia con armas de fuego es una carga muy pesada para una comunidad. Un contribuyente clave del trauma en las comunidades negras es la violencia policial. La policía dispara y mata a estadounidenses de raza negra a casi tres veces la tasa de estadounidenses blancos y a estadounidenses de raza negra desarmados a cuatro veces la tasa de estadounidenses de raza blanca desarmados.24Análisis de Everytown de datos de tiroteos policiales de Mapping Police Violence (2013–2019) (consultado el 4 de junio de 2020), https://mappingpoliceviolence.org/, y datos de la población de la Oficina del Censo de los EE. UU., “National Population by Characteristics: 2010–2019” (Población nacional por características: 2010–2019) https://bit.ly/3GwJxMH. De manera similar, un análisis de los datos del Sistema Nacional de Informes de Muertes Violentas (National Violent Death Reporting System, NVDRS) del período 2009–2012 muestra que el 15 por ciento de las personas negras asesinadas por la policía estaban desarmadas, mientras que el 9 por ciento de las personas blancas asesinadas por la policía estaban desarmadas. Sarah DeGue, Katherine A. Fowler y Cynthia Calkins, “Deaths due to Use of Lethal Force by Law Enforcement:  Findings from the National Violent Death Reporting System, 17 US States, 2009–2021” (Muertes debido al uso de fuerza letal por parte de las fuerzas de seguridad: hallazgos del Sistema Nacional de Informes de Muerte Violenta, 17 estados de los EE. UU., 2009–2021), American Journal of Preventive Medicine 51, N.º 5 (noviembre de 2016): S173–S187, https://doi.org/10.1016/j.amepre.2016.08.027.

“Un policía me disparó. Un miembro de la milicia le disparó a mi amigo. No confío en los policías ni me siento seguro a su alrededor”.

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego25Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

Aunque las víctimas directas de violencia policial son desproporcionadamente jóvenes negros, las comunidades enteras son traumatizadas por el abuso de la policía. Si bien no han experimentado personalmente esta violencia, las repetidas experiencias de ser obligados a aparcar a orillas del camino, buscados invasivamente o ser el blanco de pistolas paralizantes, junto con las implacables noticias de muertes por el accionar policial, han convertido en sobrevivientes a comunidades enteras. Las protestas a nivel nacional de 2020 mostraron claramente cómo el trauma causado por la violencia policial afecta a las comunidades de afroamericanos en su conjunto. 

El tiroteo de civiles desarmados por parte de la policía también tiene un impacto corrosivo en el delito de manera más amplia, al erosionar la confianza de los residentes en la policía y su voluntad de colaborar en asuntos de seguridad pública. Esto, a su vez, contribuye a la violencia continua que luego repite el trauma.

Para los jóvenes, este trauma tiene consecuencias que afectan sus vidas. Un estudio de 2021 que analizó los resultados entre los estudiantes de escuela secundaria de Los Ángeles en comunidades donde se produjeron asesinatos policiales mostró disminuciones marcadas en el desempeño académico de los estudiantes, el desarrollo de deficiencias de aprendizaje relacionadas con el TEPT y la depresión, y niveles más altos de abandono de la escuela secundaria. Estos impactos fueron más pronunciados para los estudiantes negros y latinos que vivían cerca de donde hubo tiroteos policiales de personas negras y latinas.26Desmond Ang, “The Effects of Police Violence on Inner-City Students” (Los efectos de la violencia policial en los estudiantes de las zonas urbanas marginales), Quarterly Journal of Economics 136, N.º 1 (febrero de 2021), https://doi.org/10.1093/qje/qjaa027.

“Mi esposo se quitó la vida, y ahora mi hijo es tres veces más propenso a hacer lo mismo según las estadísticas. Mi hermano se suicidó y ahora mi cuñada vive con esa imagen y la pérdida todos los días”.

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego27Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

Las tasas de suicidio con armas de fuego inimaginablemente altas de los Estados Unidos, con casi 24,000 estadounidenses que mueren por suicidio con armas de fuego cada año,28Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Centro Nacional de Estadísticas de Salud, Base de datos en línea WONDER, Causa de muerte subyacente. Se calculó un promedio anual con base en cinco años de los datos más recientes disponibles: de 2016 a 2020. también dejan atrás a los sobrevivientes que enfrentan desafíos particulares. De hecho, muchas familias no se consideran sobrevivientes de la violencia con armas de fuego, porque la sociedad no comprende el papel único de las armas de fuego en nuestra epidemia de suicidios. Un concepto erróneo prevalente es que si una persona que contempla el suicidio no puede conseguir un arma de fuego, usará otro método con las mismas probabilidades de provocar la muerte. Aunque a veces este es el caso, casi todos los demás métodos son menos letales, lo que hace que sea mucho menos probable que un intento provoque la muerte. Por ejemplo, el 90 por ciento de los intentos de suicidio con un arma de fuego provoca la muerte; en comparación, solo el 4 por ciento de los intentos de suicidio por otros medios son letales.29Andrew Conner, Deborah Azrael, and Matthew Miller, “Suicide Case-Fatality Rates in the United States, 2007 to 2014: A Nationwide Population-Based Study” (Tasas de mortalidad por suicidio en los Estados Unidos, 2007 a 2014: un estudio basado en la población de todo el país), Annals of Internal Medicine 171, N.º 12 (2019): 885–95, https://bit.ly/3mvEhj6. Y la gran mayoría de las personas que sobreviven a un intento de suicidio no mueren por suicidio.30David Owens, Judith Horrocks y Allan House, “Fatal and Non-Fatal Repetition of Self-Harm: Systematic Review” (Repetición fatal y no fatal de autolesión: revisión sistemática), British Journal of Psychiatry 181, N.º 3 (2002): 193–99, https://bit.ly/3iArcCB.

Una mejor comprensión de la relación entre el fácil acceso a las armas y el riesgo de suicidio deja en claro por qué el suicidio con armas de fuego es una parte integral de la violencia con armas de fuego.

El dolor que enfrentan los sobrevivientes de suicidio con armas de fuego se ve exacerbado por la forma en que las enfermedades mentales y el suicidio se estigmatizan de manera única en nuestra cultura, lo que lleva a muchos sobrevivientes a sentirse aislados o incapaces de compartir sus experiencias.31Bernardo Carpiniello y Federica Pinna, “The Reciprocal Relationship between Suicidality and Stigma” (La relación recíproca entre la tendencia suicida y el estigma), Frontiers in Psychiatry (Marzo de 2017) 8:35, https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fpsyt.2017.00035/full Los sobrevivientes de suicidio con armas de fuego de nuestra encuesta también fueron más propensos que otros sobrevivientes a decir que no buscaron ayuda o servicios inmediatamente después de la muerte de su ser querido.32Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021. (Pregunta: ¿Hay o hubo apoyo, asistencia o servicios disponibles para ayudarlo a sobrellevar el impacto de ese trauma en los primeros seis meses después del tiroteo? Tres de 10 sobrevivientes de suicidio dijeron: “No busqué ayuda, apoyo o servicios”, en comparación con dos de 10 sobrevivientes de homicidio, chi2, p < 0.05.

Curación después de sufrir lesiones con armas de fuego

“Depresión grave, miedo, aislamiento. TEPT. Duda de mí mismo. Afecta a mi familia y arruinó las relaciones. Tengo miedo constante a dondequiera que vaya. Desde el punto de vista económico, ha sido difícil. Permito que mi duda y mi miedo se interpongan en mi camino”.

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego33Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

Cada año, aproximadamente 85,000 estadounidenses sobreviven a una herida de bala, más del doble de la cantidad que se mata con un arma de fuego.34Everytown for Gun Safety Support Fund, “A More Complete Picture“ (Un panorama más completo). Con el tiempo, el número de víctimas de tiroteos aumenta: según una encuesta nacional, se calcula que 8 millones de personas fueron heridas por disparos en sus vidas, o el 4 por ciento de los adultos estadounidenses.35SurveyUSA, “Results of SurveyUSA Mkt Research Study #24554” (Resultados del estudio de investigación de mercado de SurveyUSA Nº 24554), 11 de diciembre de 2018, https://bit.ly/2ExxpyZ. Consulte la pregunta 31.

Los sobrevivientes de heridas de bala enfrentan un proceso de curación de por vida36Everytown for Gun Safety Support Fund, “A More Complete Picture” (Un panorama más completo). y pueden experimentar una amplia variedad de dificultades, que incluyen trauma psicológico, pérdida del trabajo y costos médicos elevados.37Sheharyar Raza, Deva Thiruchelvam y Donald A. Redelmeier, “Death and Long-Term Disability after Gun Injury: A Cohort Analysis” (Muerte y discapacidad a largo plazo después de una lesión con armas de fuego: un análisis de grupo), Canadian Medical Association Journal Open  (julio de 2020): E469–E478, https://www.researchgate.net/publication/342934923_Death_and_long-term_disability_after_gun_injury_a_cohort_analysis; Claudia P. Orlas, Arielle Thomas, Juan P. Herrera-Escobar, Michelle A. Price, Adil H. Haider, Eileen M. Bulger, y el Grupo de Investigadores del Plan Nacional de Acción de Investigación de Traumas (National Trauma Research Action Plan, NTRAP), “Long-Term Outcomes of Firearm Injury Survivors in the United States:  The National Trauma Research Action Plan Scoping Review” (Resultados a largo plazo de los sobrevivientes de lesiones por armas de fuego en los Estados Unidos: revisión del alcance del Plan Nacional de Acción de Investigación de Traumas”), Annals of Surgery 274, N.º 6 (1 de diciembre de 2021).: 962–70, https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34784664/. Además de los costos hospitalarios inmediatos asociados con la herida, estos sobrevivientes pueden enfrentarse a costos de atención médica de por vida, incluidas las reinternaciones en el hospital y la atención de enfermería. Muchos sobrevivientes informan que los efectos psicológicos del disparo permanecen mucho tiempo después de que sus heridas hayan cicatrizado físicamente. Una revisión sistemática reciente reveló que, después de la hospitalización por lesiones por disparos, los sobrevivientes tenían altas tasas de TEPT, dolor crónico, readmisiones y salud mental precaria; también fueron menos propensos a informar que habían podido regresar al trabajo o a los niveles de actividad social que tenían antes de la lesión con el arma de fuego.38Orlas et al., “Long-Term Outcomes of Firearm Injury Survivors in the United States” (Resultados a largo plazo de los sobrevivientes de lesiones por armas de fuego en los Estados Unidos).

“Toda su vida ha cambiado. Lidia con la depresión y el dolor con frecuencia. Sé que mi amigo todavía está aquí y estoy muy agradecido por eso, pero al mismo tiempo, es como si se lo hubieran llevado”.

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego39Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

Los sobrevivientes heridos por disparos expresaron las siguientes necesidades:

Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

La superposición de experiencias de violencia con armas de fuego significó que algunos sobrevivientes de nuestra encuesta tuvieran que organizar funerales o administrar las sucesiones de seres queridos fallecidos mientras también intentaban sanar.40Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

El impacto de las heridas de armas de fuego en los jóvenes es particularmente perjudicial. En un estudio de niños y adultos jóvenes que fueron hospitalizados por lesiones no letales relacionadas con armas de fuego, casi la mitad de los pacientes fueron dados de alta del hospital con alguna discapacidad.41Carla DiScala y Robert Sege, “Outcomes in Children and Young Adults Who Are Hospitalized for Firearms-Related Injuries” (Resultados en niños y adultos jóvenes hospitalizados por lesiones relacionadas con armas de fuego), Pediatrics 113, N.º 5 (mayo de 2004): 1306–12, https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/15121946/. Muchos sobrevivientes de lesiones por armas de fuego viven con balas o esquirlas dentro de sus cuerpos, lo que puede causar dolor a largo plazo y servir como recordatorio constante de la lesión traumática.

“Le dispararon en la cara y está desfigurado. Afecta su autoestima y el tipo de trabajo que puede conseguir. Ha alterado su comportamiento y actitud pública y personal, y le ha dejado cicatrices físicas”.

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego42Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

Las heridas de bala pueden provocar discapacidad, desfiguración permanente, dolor y lesiones, así como el creciente número de facturas médicas. La violencia con armas de fuego continúa siendo una carga económica para los sobrevivientes al disminuir los salarios y la productividad. Las estimaciones sugieren que la pérdida de productividad (la suma del valor del salario y el trabajo doméstico perdido debido a una discapacidad a corto o largo plazo en la fase de recuperación) totaliza un promedio de $33,000 por cada sobreviviente de una agresión por arma de fuego,43Everytown for Gun Safety Support Fund, “Calculate the Economic Cost of Gun Violence” (Calcule el costo económico de la violencia con armas de fuego), 12 de agosto de 2021, https://everytownresearch.org/report/economic-cost-calculator/. así como el tiempo dedicado a investigar, procesar y castigar a los perpetradores violentos.44Everytown for Gun Safety Support Fund, “The Economic Cost of Gun Violence: How to Save $280 Billion during a COVID Recession” (El costo económico de la violencia con armas: cómo ahorrar $280.000 millones durante la recesión por COVID), 7 de febrero de 2021, https://everytownresearch.org/report/the-economic-cost-of-gun-violence/

“Tengo problemas de salud permanentes/continuos: físicos y mentales. El impacto interrumpió mi bienestar económico: soy soltero y el único proveedor de mi propio bienestar económico. Mi carrera (en su apogeo) fue gravemente interrumpida (afectó mi crecimiento profesional y salarial, y junto con eso, mi capacidad de contribuir a mi propio fondo de jubilación). Otros miembros de mi familia se vieron afectados personalmente por el incidente de violencia con armas de fuego en el que yo también había sido herido”.

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego45Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

Intimidación y miedo

“He tenido dos incidentes de violencia con armas de fuego. El que aún me persigue es el amenazante que me acecha con el arma de fuego. Creo que si alguien me hubiera protegido, me hubiera ayudado a encontrar recursos para sanar, habría sido beneficioso”.

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego46Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

Sentirnos seguros es fundamental para una vida saludable y para nuestra capacidad de vivir, trabajar, jugar y prosperar. Ser amenazado con un arma de fuego, o experimentar un tiroteo masivo o escolar, un delito de odio u otro incidente en el que se usan armas de fuego para aterrorizar, coaccionar o controlar a las personas, erosiona la seguridad. Aquellos que experimentan este tipo de miedo e intimidación son sobrevivientes de la violencia con armas de fuego, incluso si no hubo disparos. 

Cuatro de cada 10 sobrevivientes de nuestra encuesta informaron haber sido amenazados o intimidados con un arma de fuego.47Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021. Las amenazas y la intimidación pueden tomar muchas formas, pero el objetivo principal es el mismo: infundir miedo en los demás y usar el espectro de violencia para ejercer control sobre ellos. 

La mitad de los sobrevivientes encuestados informaron haber sufrido violencia con armas de fuego en un hogar, el propio o el de un familiar, vecino o amigo. Los sobrevivientes de violencia doméstica enfrentan un desafío particular en el sentido de que la naturaleza de puerta cerrada de esta violencia significa que los sobrevivientes a menudo pueden sentirse invisibles o tener dificultades para acceder al apoyo y los servicios que necesitan. Aunque el abuso doméstico de cualquier tipo es devastador, la presencia de armas de fuego crea una atmósfera de miedo implacable. Además, hace que el abuso sea más propenso a volverse mortal.

1 de 2

La violencia con armas de fuego no es remota ni lejana. Uno de cada dos sobrevivientes experimentó violencia con armas de fuego en un hogar: el suyo propio, el de un vecino, el de un amigo o el de un familiar.

Everytown for Gun Safety, Encuesta de sobrevivientes, noviembre de 2021, https://www.surveymonkey.com/r/CLYN9TR

70

Todos los meses, un promedio de 70 mujeres son asesinadas a tiros por su pareja.

Análisis del CDC de Everytown, National Violent Death Reporting System (NVDRS), (Sistema Nacional de Informes de Muertes Violentas), 2019.

Last updated: 1.26.2022

Sin embargo, la violencia doméstica con un arma de fuego es sorprendentemente frecuente: cada mes, un promedio de 70 mujeres en los Estados Unidos son asesinadas a disparos por su pareja,48Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Centro Nacional para la Prevención y el Control de Lesiones, Sistema Nacional de Informes de Muerte Violenta, 2019. y muchas más son heridas por disparos. Casi un millón de mujeres estadounidenses con vida en la actualidad han recibido disparos de su pareja.49Análisis de Everytown de la Encuesta Nacional sobre Violencia contra las Mujeres (Patricia Tjaden y Nancy Thoennes, “Full Report of the Prevalence, Incidence, and Consequences of Violence Against Women: Findings from the National Violence Against Women Survey” [Informe completo de la prevalencia, la incidencia y las consecuencias de la violencia contra las mujeres: hallazgos de la Encuesta Nacional sobre Violencia contra las Mujeres], noviembre de 2000, https://www.ojp.gov/pdffiles1/nij/183781.pdf) y Censo de los Estados Unidos de 2020. Nuevamente, los Estados Unidos se distinguen. Las mujeres en los Estados Unidos tienen 28 veces más probabilidades de morir por homicidio con armas de fuego que las mujeres de otros países de ingresos altos. Dicho de otro modo, el 92 por ciento de todas las mujeres asesinadas con armas de fuego en países de altos ingresos eran de los Estados Unidos.50Análisis de muertes por armas de fuego por país en los años más recientes (2015 a 2019) realizado por Everytown, GunPolicy.org (consultado el 7 de enero de 2022).

Un estudio de violencia doméstica y control coercitivo reveló que las mujeres que habían sido amenazadas con un arma, o temían que su pareja usara una en su contra, tenían síntomas psicológicos más graves que las mujeres que habían soportado otros tipos de abuso, como el abuso psicológico o físico.51Tami P. Sullivan y Nicole H. Weiss, “Is Firearm Threat in Intimate Relationships Associated with Posttraumatic Stress Disorder Symptoms among Women?”(¿Está la amenaza con armas de fuego en las relaciones íntimas asociada con los síntomas del trastorno de estrés postraumático entre las mujeres?) Violence and gender 4, N.º 2 (1 de junio de 2017): 31–36, https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5467129/. Según el autor, “el miedo a una amenaza de arma de fuego, solo el miedo a la amenaza, ni siquiera la amenaza real, está significativamente asociado con el TEPT. Es más fuerte incluso que el vínculo entre el abuso físico o sexual y el TEPT”.52Jennifer Mascia, “No Shots Fired” (No se hicieron disparos), The Trace, 12 de septiembre de 2018, https://bit.ly/2QAOSg7.

Otro ejemplo de intimidación y miedo generalizados son los tiroteos en las escuelas. El regreso al aprendizaje presencial en 2021 después de los confinamientos por COVID-19 ha coincidido con un aumento en las incidencias de disparos en las instalaciones escolares. En 2021, hubo al menos 199 incidentes de disparos en las instalaciones escolares, lo que provocó 47 muertes y 122 lesiones a nivel nacional, según una base de datos mantenida por Everytown. El semestre de otoño de 2021 fue el peor por lejos: entre el 1 de agosto y el 31 de diciembre de 2021, hubo al menos 126 casos de tiroteo en las instalaciones escolares, el mayor número de instancias y víctimas desde que Everytown comenzó a rastrearlos en 2013.

“[Tengo] miedo de estar en un campus escolar”.

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego53Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

75 %

Aunque <1 % de la violencia con armas de fuego en las escuelas de los EE. UU. son tiroteos masivos, el 75 % de los jóvenes de entre 15 y 21 años citan los tiroteos masivos como una fuente principal de estrés.

Asociación Estadounidense de Psicología, “Stress in America: Generación Z” (Estrés en los Estados Unidos: la Generación Z), (2018), https://bit.ly/2EATluc.

La prevalencia, y la amenaza, de los tiroteos en la escuela han creado una generación de jóvenes estadounidenses que están creciendo con el temor constante de ser asesinados a disparos en un lugar donde deberían sentirse seguros. Para los estudiantes que han experimentado otros incidentes de violencia con armas de fuego en sus comunidades, el trauma y los síntomas se agravan. Esto está causando una carga emocional y psicológica significativa. En una encuesta nacional de 2018, el 75 por ciento de los jóvenes de 15 a 21 años de edad citaron los tiroteos masivos como fuente principal de estrés, y más de uno de cada cinco de ellos que van a la escuela informaron que la posibilidad de un tiroteo en la escuela es una fuente de estrés a diario.54Asociación Estadounidense de Psicología, “Stress in America: Generación Z” (Estrés en los Estados Unidos: la Generación Z), (2018), https://bit.ly/2EATluc.

Si bien los tiroteos escolares son relativamente raros, ya que representan menos del 1 por ciento de las más de 40,000 muertes anuales por armas de fuego en los EE. UU., infunden una profunda sensación de miedo en las comunidades, impulsando a los sistemas escolares a tomar medidas inmediatas. Sin embargo, las medidas diseñadas para mitigar los riesgos de los tiroteos escolares, incluidos los simulacros activos de tiroteo que involucran a estudiantes o confinamientos, pueden ser traumáticas por sí mismas.55Everytown for Gun Safety Support Fund, “The Impact of Active Shooter Drills in Schools” (El impacto de los simulacros activos de tiroteo en las escuelas), 29 de diciembre de 2021, https://everytownresearch.org/report/the-impact-of-active-shooter-drills-in-schools/. Aunque casi no hay investigaciones que afirmen el valor de involucrar a los estudiantes en los simulacros de tiroteo escolar para evitar tiroteos o para proteger a la comunidad escolar cuando realmente ocurren, la investigación de Georgia Tech y Everytown ha revelado que los simulacros de tiroteo que involucran a los estudiantes pueden ser traumáticos para toda la comunidad escolar.56Mai ElSherief, Koustuv Saha, Pranshu Guptam, Shrija Mishra, et al., “Impacts of School Shooter Drills on the Psychological Well-Being of American K–12 School Communities: A Social Media Study”, (Impactos de los simulacros de tiroteos en las escuelas en el bienestar psicológico de las comunidades escolares K-12: un estudio de los medios sociales) Humanities and Social Sciences Communications 8 (8 de diciembre de 2021): 15, https://www.nature.com/articles/s41599-021-00993-6. Los simulacros activos de tiroteo en las escuelas están asociados con un aumento del 39 por ciento de la depresión, un aumento del 23 por ciento de los problemas de salud fisiológica y un aumento del 22 por ciento de la preocupación por la muerte en niños de tan solo cinco años y hasta en estudiantes de secundaria, sus padres y el personal de la escuela.

“Vivía en un pueblo hostil y racista. No pensé que hubiera servicios para mí allí”. 

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego57Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

Más de 10 000

En un año promedio, más de 10,300 delitos de odio en los EE. UU. involucran un arma de fuego, más de 28 por día.

Análisis de Everytown for Gun Safety. “Special Report: Hate Crime Victimization, 2004-2015” (Informe especial: victimización por delitos de odio, 2004-2015). Departamento de Justicia de los EE. UU., Oficina de Estadísticas de Justicia. (2017). https://bit.ly/2KrFyoe

La violencia con armas de fuego motivada por el odio es otro aspecto del miedo y la intimidación en torno a las armas de fuego en los Estados Unidos. Además del miedo causado por la prevalencia de la violencia con armas de fuego en espacios públicos y hogareños, los sobrevivientes encuestados también informaron temor de ser atacados por la identidad que poseen. En un año promedio, más de 10,300 delitos motivados por el odio involucran un arma de fuego: más de 28 por día.58Análisis de Everytown de la Oficina de Estadísticas de Justicia de los Estados Unidos, “Hate Crime Victimization, 2004-2015” (Victimización de crímenes de odio, 2004-2015), (2017), https://bit.ly/2KrFyoe.

La gran mayoría de los delitos motivados por el odio están dirigidos a comunidades de color, minorías religiosas y personas del LGBTQ.59Oficina Federal de Investigación, “Crime Data Explorer: Hate Crime in the United States” (Explorador de datos de delitos: el delito por odio en los Estados Unidos), consultado el 13 de enero de 2022, https://bit.ly/3Gsb3v1. En 2020, aproximadamente el 63 por ciento de los delitos por odio informados fueron motivados por el racismo, más de la mitad de los cuales fueron motivados por el prejuicio contra las personas de raza negra, mientras que el 15 por ciento fueron motivados por prejuicios religiosos, la mayoría de las veces por el antisemitismo, y el 17 por ciento fueron motivados por prejuicios contra el LGBTQ. Además del efecto directo de lastimar y herir a una persona por ser quien es, estos actos de violencia también crean una atmósfera de miedo e intimidación para todos los grupos demográficos.

Delitos por odio motivado por prejuicios, 2020

Last updated: 1.27.2022

El reciente aumento de los delitos por odio (13 por ciento en 2020 en comparación con 201960Oficina Federal de Investigación de 2019, “Crime Data Explorer” (Explorador de datos sobre delitos).) no solo afecta al individuo sobreviviente, sino que también repercute en todas las comunidades. Para las personas que luchan contra los prejuicios, las noticias de un delito violento motivado por el odio dirigido a miembros de un grupo de identidad compartida pueden sentirse como un ataque personal, creando una atmósfera de miedo y terror. Al mismo tiempo, la naturaleza de los delitos por odio, apuntar a la identidad, puede dificultar que los sobrevivientes reciban el apoyo que necesitan. Como un sobreviviente nos dijo en la encuesta, dudaron de su capacidad para obtener servicios adecuados o apoyo a nivel local debido al prejuicio en su comunidad.

Otra área donde la intimidación, en lugar de los disparos reales, tiene un impacto negativo en los sobrevivientes está relacionada con la presencia de armas en las manifestaciones. El alarmante aumento de las manifestaciones armadas en los últimos años, que plantea problemas de seguridad pública inmediatos, ha exacerbado aún más una atmósfera de miedo y terror para los sobrevivientes de la violencia con armas de fuego. Si bien los eventos armados representan una pequeña proporción de la cantidad total de manifestaciones públicas en el país, es significativamente más probable que involucren violencia o comportamiento destructivo: aproximadamente una de cada seis manifestaciones en donde había armas de fuego incluyeron informes de actividad violenta o destructiva.61Everytown for Gun Safety Support Fund, ““Armed Assembly: Guns, Demonstrations, and Political Violence in America” (Asamblea armada: armas de fuego, manifestaciones y violencia política en los Estados Unidos), 23 de agosto de 2021, https://everytownresearch.org/report/armed-assembly-guns-demonstrations-and-political-violence-in-america

Mientras que los proponentes de llevar armas en las manifestaciones dicen que simplemente están ejerciendo su derecho de llevar abiertamente un arma de fuego en público, el efecto y la motivación principal de realizar esta actividad son asustar e intimidar a sus oponentes. Este miedo a menudo es mucho más agudo para los sobrevivientes de la violencia con armas de fuego y puede tener un efecto particularmente escalofriante en su capacidad para ejercer sus derechos expresados en la Primera Enmienda. Varios de los sobrevivientes encuestados dijeron que se sentían incómodos o ansiosos con armas de fuego después del trauma que habían experimentado por violencia con armas de fuego.

“Las armas me provocan mucha ansiedad. Escuchar/leer sobre violencia con armas me molesta mucho. Una vez tuve un ataque de pánico en un espectáculo de tambores porque el tamborileo me sonaba a disparos. Muy a menudo, cuando estoy en público, tengo pensamientos intrusivos sobre alguien que aparece con un arma y me dispara a mí/otros”.

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego62Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

Nuestra encuesta hizo evidente que no solo son las personas heridas por disparos las que viven con el trauma de la violencia con armas de fuego de por vida. En cambio, todas las personas que fueron testigos de actos de violencia con armas de fuego, que tienen un ser querido herido o asesinado con un arma de fuego, o que se sienten amenazadas por un daño grave, ya sea físico, mental o emocional, e independientemente de si es un evento único o una amenaza e intimidación durante un período de tiempo, son sobrevivientes.

Trauma comunitario

La sección anterior analiza las diversas formas en las que los actos esporádicos o incluso aleatorios de violencia e intimidación con armas de fuego pueden afectar a aquellos que no han sufrido daños físicos. Pero, ¿qué sucede cuando la violencia con armas de fuego y la intimidación se mantienen y se concentran en una comunidad? El trauma comunitario no es solo la suma del daño y el sufrimiento de las personas. También es un trauma colectivo experimentado en comunidades con niveles elevados de violencia. En estas situaciones, la etiqueta de sobreviviente es una experiencia muy común.  Las comunidades negras de todos los Estados Unidos sufren este trauma, ya que el homicidio, la violencia policial y los delitos por odio contribuyen al trauma en múltiples niveles: individual, familiar y comunitario. El término “trauma comunitario” busca nombrar un efecto que muchas comunidades negras saben que está siempre presente y es profundamente problemático.

Las manifestaciones de este tipo de trauma se extienden mucho más allá de aquellos que son testigos directos de violencia e incluso más allá de aquellos que han experimentado intimidación o miedo debido a un arma de fuego. Están compuestas por interacciones con otras formas de violencia. Pueden incluir la exposición a violencia estructural, como la subinversión en servicios sociales, el sistema educativo y viviendas decentes. Y pueden incluir violencia histórica, como el legado de la esclavitud o las prácticas bancarias depredadoras.

Vivir en un contexto de constante violencia con armas de fuego deja marcas indelebles en la memoria que pueden alterar la salud, las elecciones personales y la trayectoria de vida de los niños, los jóvenes, los adultos y la comunidad toda de manera grave y duradera. La violencia con armas de fuego generalizada en la comunidad tiene un impacto particularmente devastador en los niños. Los niños y adolescentes expuestos a violencia, delitos y abuso tienen más probabilidades de abusar de las drogas y el alcohol, sufrir de depresión, ansiedad y TEPT; fracasar o tener dificultades en la escuela; y participar en actividades delictivas.63David Finkelhor, Heather Turner, Richard Ormrod, Sherry Hamby y Kristen Kracke, “Children’s Exposure to Violence: A Comprehensive National Survey” (Exposición de los niños a la violencia: una encuesta nacional integral), Departamento de Justicia de los EE. UU., Oficina de Programas de Justicia, Oficina de Justicia Juvenil y Prevención de la Delincuencia, octubre de 2009, https://bit.ly/PwXoZN; Eboni Morris, “Youth Violence: Implications for Posttraumatic Stress Disorder in Urban Youth” (Violencia juvenil: trastorno de estrés postraumático en la juventud urbana), National Urban League, marzo de 2009, https://www.policyarchive.org/handle/10207/17613. El estrés relacionado con la violencia con armas de fuego en la comunidad afecta el desempeño y el bienestar de los estudiantes en las escuelas, esto se aprecia en puntajes de exámenes estandarizados más bajos y en el aumento de problemas disciplinarios entre otras cosas. 

El trauma que resulta de la violencia con armas de fuego en la comunidad también afecta a la confianza de la comunidad. Dado que vecindarios enteros enfrentan altos niveles de trauma, la cohesión puede romperse y los lazos de cooperación pueden debilitarse. Esto da como resultado cambios como una menor propensión de los vecinos a intervenir cuando surgen problemas y menos probabilidades de que haya solidaridad informal y participación de los adultos que contribuyen a crear comunidades más seguras. Este trauma comunitario puede disminuir la capacidad y la voluntad de los residentes de trabajar juntos para abordar las causas del trauma y construir comunidades más seguras.64Rachel Davis, Howard Pinderhughes y Myesha Williams, “Adverse Community Experiences and Resilience: A Framework for Addressing and Preventing Community Trauma” (Experiencias comunitarias adversas y resiliencia: un marco para abordar e impedir el trauma comunitario), Prevention Institute, febrero de 2016, https://www.preventioninstitute.org/publications/adverse-community-experiences-and-resilience-framework-addressing-and-preventing

Trazado del camino a seguir

“Si la universidad en la que estaba estudiando hubiese tenido trabajadores sociales o consejeros, les habría pedido ayuda”.

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego65Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

1 de 2

Menos de uno de cada dos sobrevivientes dijeron que el apoyo, la asistencia o los servicios que necesitaban para sobrellevar el impacto de la violencia con armas de fuego estaban disponibles para ellos dentro de los primeros seis meses o un año o más después del trauma.

Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

La violencia con armas de fuego da forma a las vidas de las miles de personas que la experimentan y a los millones que la presencian, conocen a alguien a quien le dispararon o viven con miedo al próximo tiroteo. Si bien no hay soluciones simples para una epidemia de esta complejidad, hay pasos claros que podemos seguir para romper el ciclo de violencia y proporcionar a los sobrevivientes el apoyo que necesitan para poder curarse. 

La Red de sobrevivientes de Everytown es una comunidad nacional que conecta a los sobrevivientes entre sí, amplifica el poder de sus voces, ofrece programas específicos para tratar el trauma, proporciona información sobre servicios directos y apoya a los sobrevivientes que eligen convertirse en defensores.

A continuación se presentan algunos de los otros recursos que los sobrevivientes expresaron la necesidad de tener, con información sobre cómo acceder a ellos.

Asesoramiento

Casi uno de cada cuatro sobrevivientes encuestados identificó la necesidad de servicios de asesoramiento adicionales.66Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021. Los sobrevivientes de violencia con armas de fuego a menudo informan que necesitan asesoramiento no solo para apoyo a corto plazo, sino para atención a largo plazo para poder lidiar con el trauma de la experiencia.67Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021. Esto refleja la realidad de la respuesta a la violencia con armas de fuego en los Estados Unidos: después de una ráfaga inicial de apoyo después de un tiroteo, muchos sobrevivientes luchan para acceder a la atención. 

Diversos recursos y técnicas de salud mental pueden ser fundamentales en la sanación de comunidades que experimentan violencia con armas de fuego. Sin embargo, debido a que los servicios de salud mental se proporcionan principalmente a través de un seguro médico privado o Medicaid en los Estados Unidos, los sobrevivientes informaron una gran cantidad de barreras económicas y burocráticas para recibir asesoramiento a largo plazo. Además, algunos sobrevivientes compartieron que temían represalias o juicios si buscaban asesoramiento debido a la estigmatización de la salud mental.

Hay recursos disponibles

Si usted o algún ser querido necesita asesoramiento o apoyo de salud mental, puede comunicarse con la Línea de ayuda de la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental (Substance Abuse and Mental Health Services Administration Distress Helpline) al 1-800-985-5990. También puede enviar un mensaje de texto con la palabra TalkWithUs a la línea de ayuda 66746. Hay más información disponible sobre recursos para víctimas y sobrevivientes de la violencia con armas de fuego aquí.

Si usted o alguien que conoce está en crisis, llame o envíe un mensaje de texto al 988, o visite 988lifeline.org/chat para conversar con un consejero de 988 Suicide and Crisis Lifeline en español, anteriormente conocida como National Suicide Prevention Lifeline. El 988 Suicide and Crisis Lifeline brinda apoyo confidencial, gratuito y las 24 horas del día, los 7 días de la semana, a personas en crisis suicida o angustia emocional en cualquier lugar de los EE. UU.

Grupos de apoyo

“[Me habría beneficiado] el apoyo de otros sobrevivientes anteriormente. No me identifiqué como sobreviviente de la violencia con armas de fuego durante años y me habría beneficiado con el reconocimiento, el apoyo y, probablemente, con la terapia”.

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego68Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

Los encuestados también dijeron que experimentaron una necesidad insatisfecha de contar con grupos de apoyo, ya sea de naturaleza clínica o entre pares.69Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021. Estos grupos pueden ayudar a los sobrevivientes a sentirse menos aislados y ayudarlos a sanar al saber que otros han pasado por experiencias similares. 

Los grupos de apoyo permiten a los sobrevivientes procesar sus experiencias con un grupo de personas que han pasado por algo similar y, a menudo, con la ayuda de un médico capacitado en la conducción de grupos de apoyo para personas con trauma.

La Red de Sobrevivientes de Everytown puede ayudar a conectar a los sobrevivientes entre sí para obtener apoyo.

“Nos mantenemos en contacto muchos años después a pesar de vivir en diferentes ciudades, y siento que salvó mi vida”. 

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego70Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

Apoyo familiar y ayuda para la sanación de los niños

“[Me habría beneficiado] hablar con alguien a quien no le preocupara escucharme llorar y preguntar… por ayuda para mis otros hijos que también se vieron muy afectados y para mi mamá que la necesitaba tanto como yo”.

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego71Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

Los sobrevivientes de la violencia con armas de fuego a menudo son parte de familias que también se ven afectadas por la violencia con armas de fuego. El apoyo a menudo puede ofrecerse al sobreviviente directo o a la víctima, pero no a los miembros de la familia, aunque también necesiten esos servicios. Los padres muchas veces no saben cómo hablar con sus hijos sobre lo que ocurrió o cómo navegar por los innumerables sistemas que son parte de muchos incidentes posteriores a la violencia con armas de fuego, como los tribunales o los organismos de servicios sociales. 

La muerte de los progenitores o cuidador puede tener un profundo impacto en los niños. En 2020, las muertes entre adultos que pueden haber tenido hijos en el hogar, por violencia con armas de fuego, adicciones a opioides y COVID-19, se encontraron en un máximo histórico72Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Centro Nacional de Estadísticas de Salud, Base de datos en línea WONDER, Causa subyacente de la muerte, 1999–2020; Holly Hedegaard, Arialdi M. Minino, Merianne Rose Spencer, y Margaret Warner, “Drug Overdose Deaths in the United States, 1999–2020” (Muertes por sobredosis de droga en los Estados Unidos) Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Centro Nacional de Estadísticas de Salud, NCHS Data Brief N.º 428, diciembre de 2021, https://bit.ly/3I0bVHu. y presentan una necesidad urgente de apoyo.73Nadine M. Melhem, Giovanna Porta, y Wael Shamseddeen, “Grief in Children and Adolescents Bereaved by Sudden Parental Death” (El duelo en niños y adolescentes afligidos por la muerte súbita de sus padres), Archives of General Psychiatry 68, N.º 9 (2011): 911–19, https://jamanetwork.com/journals/jamapsychiatry/fullarticle/1107280;Susan D. Hillis, Alexandra Blenkinsop, Andrés Villaveces, Francis B. Annor, y otros, “COVID-19-Associated Orphanhood and Caregiver Death in the United States” (Orfandad y muerte del cuidador relacionada con el COVID-19 en los Estados Unidos), Pediatrics 148, N.º 6 (2021): e2021053760 https://publications.aap.org/pediatrics/article/148/6/e2021053760/183446/COVID-19-Associated-Orphanhood-and-Caregiver-Death; Eric G. Hulsey, Yuan Li, Karen Hacker, Karl Williams, Kathryn Collins, y Erin Dalton, “Potential Emerging Risks among Children following Parental Opioid-Related Overdose Death” (Posibles riesgos emergentes entre niños después de la muerte de los progenitores por sobredosis relacionada con opioides), JAMA Pediatrics Research Letter, 13 de abril de 2020 https://jamanetwork.com/journals/jamapediatrics/fullarticle/2764076; Anita Slomski, “Thousands of US Youths Cope with the Trauma of Losing Parents to COVID-19“ (Miles de jóvenes estadounidenses enfrentan el trauma de la pérdida de sus progenitores por COVID-19”, JAMA Network, Medical News and Perspectives, 17 de noviembre de 2021, https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2786533.

Los programas y las políticas que abordan la adversidad infantil, fortalecen el apoyo económico a las familias, identifican a los niños que experimentan problemas de luto y salud mental y refuerzan las relaciones familiares pueden ayudar.74Hillis, Blenkinsop, Villaveces, Annor, y otros, “COVID-19-Associated Orphanhood and Caregiver Death in the United States” (Orfandad y muerte del cuidador relacionada con el COVID-19 en los Estados Unidos), Pediatrics 148, N.º 6 (2021): e2021053760 https://publications.aap.org/pediatrics/article/148/6/e2021053760/183446/COVID-19-Associated-Orphanhood-and-Caregiver-Death; Rachel Kidman, “Use HIV’s Lessons to Help Children Orphaned by COVID-19” (Use las lecciones del VIH para ayudar a los niños huérfanos por el COVID-19), Nature 596, 9 de agosto de 2021, https://www.nature.com/articles/d41586-021-02155-9?proof=t%29; SAMHSA, “Mass Violence and Behavioral Health” (Violencia masiva y salud conductual), Disaster Technical Assistance Center Supplemental Research Bulletin, Septiembre de 2017, https://www.samhsa.gov/sites/default/files/dtac/srb-mass-violence-behavioral-health.pdf. Encontrará información sobre las señales de advertencia y los factores de riesgo y cómo hablar sobre la salud mental aquí.

En octubre de 2021, la Academia Estadounidense de Pediatría, la Academia Estadounidense de Psiquiatría Infantil y Adolescente y la Asociación de Hospitales Infantiles declararon conjuntamente una emergencia nacional de salud mental de niños y adolescentes, e hicieron recomendaciones relacionadas con la salud mental de los jóvenes, de las que el Director General de Salud Pública de los EE. UU. se hizo eco y apoyó en diciembre de 2021.75Academia Estadounidense de Pediatría, “AAP-AACAP-CHA Declaration of a National Emergency in Child and Adolescent Mental Health” (Declaración AAP-AACAP-CHA de una emergencia nacional de salud mental de niños y adolescentes), 19 de octubre de 2021, https://www.aap.org/en/advocacy/child-and-adolescent-healthy-mental-development/aap-aacap-cha-declaration-of-a-national-emergency-in-child-and-adolescent-mental-health/; Oficina del Director General de Salud Pública de los EE. UU., “US Surgeon General Issues Advisory on Youth Mental Health Crisis Further Exposed by COVID-19 Pandemic” (El Director General de Salud Pública de los EE. UU. emite un aviso sobre la crisis de salud mental de los jóvenes más expuesta por la pandemia del COVID-19”, https://www.hhs.gov/about/news/2021/12/07/us-surgeon-general-issues-advisory-on-youth-mental-health-crisis-further-exposed-by-covid-19-pandemic.html.

Apoyo económico

“Tuve que pedir dinero prestado para que mi hijo fuera cremado”.

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego76Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

El análisis anterior ha descrito el costo emocional devastador de la crisis de violencia con armas de fuego de nuestro país. Otro costo irrefutable es el alto costo económico de la violencia con armas de fuego. Muchos sobrevivientes de violencia con armas de fuego informan que necesitan ayuda económica, tanto para cubrir los costos directos de la violencia con armas de fuego, como facturas médicas, honorarios legales y gastos funerarios, como también para compensar los ingresos que pierden mientras se recuperan física y emocionalmente. En total, las familias directamente afectadas por la violencia con armas de fuego en los Estados Unidos tienen que afrontar $4.7 millones por día en costos de bolsillo para facturas médicas y apoyo de salud mental, y $140.3 millones en ingresos perdidos por ausencia al trabajo debido a lesiones o muerte. Cada suicidio con armas de fuego da como resultado más de $1 millón en ingresos perdidos y casi $5 millones en calidad de vida perdida.77Everytown for Gun Safety Support Fund, “Calculate the Economic Cost of Gun Violence” (Calcule el costo económico de la violencia con armas de fuego).

La violencia con armas de fuego también puede tener graves consecuencias económicas para comunidades enteras. Las altas tasas de violencia con armas de fuego en las áreas geográficas disminuyen los valores de la propiedad, ralentizan la creación de nuevos negocios y reducen los trabajos disponibles,78Yasemin Irvin-Erickson, Mathew Lynch, Annie Gurvis, Edward Mohr y Bing Bai, “A Neighborhood-Level Analysis of the Economic Impact of Gun Violence” (Un análisis a nivel de vecindarios del impacto económico de la violencia con armas de fuego), Urban Institute, junio de 2017, https://urbn.is/2GQ18oA. creando así las condiciones económicas y sociales que se asocian con una mayor violencia.79Kirsten Beyer, Anne Baber Wallis, L. Kevin Hamberger,“Neighborhood Environment and Intimate Partner Violence:  A Systematic Review” (Entorno del vecindario y violencia de pareja: una revisión sistemática), Trauma, Violence, & Abuse 16, N.º 1 (enero de 2015): 16–47, https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24370630/ ; Dana Haynie, Eric Silver y Brent Teasdale, “Neighborhood Characteristics, Peer Networks, and Adolescent Violence” (Características de los vecindarios, redes de pares y violencia adolescente), Journal of Quantitative Criminology 22, N.º 2 (junio de 2006)” 147–69, https://www.researchgate.net/publication/225476428_Neighborhood_Characteristics_Peer_Networks_and_Adolescent_Violence. Un estudio estimó que el aumento de homicidios con armas de fuego disminuyó la apreciación del valor de la vivienda en un 4 por ciento en relación con las comunidades que no experimentaron un aumento de violencia.80Irvin-Erickson et al., “Neighborhood-Level Analysis of the Economic Impact of Gun Violence” (Análisis a nivel de vecindarios del impacto económico de la violencia con armas). El estudio analizó datos de Baton Rouge, Minneapolis, Oakland, San Francisco y Washington, DC. Cuando se apoya a los sobrevivientes, toda la comunidad se beneficia.

Acciones federales, estatales y locales para apoyar a los sobrevivientes

“Tiene que vivir con el hecho de que está paralizado y es posible que nunca vuelva a caminar. Él cambió su vida y ayuda a su comunidad y a los jóvenes en la pandemia de violencia con armas de fuego en nuestra ciudad”.

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego81Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

A pesar de la gravedad de la epidemia de violencia con armas de fuego y los problemas emocionales y financieros asociados, Estados Unidos carece de un sistema integral para brindar asistencia financiera, emocional, médica y legal a los sobrevivientes. Mientras procesan el duelo causado por la violencia con armas de fuego, los sobrevivientes a menudo se ven obligados a soportar sus cargas económicas solos.

En marzo de 2021, el senador estadounidense Bob Casey (D-PA) y el diputado Dwight Evans (D-PA) volvieron a introducir la legislación federal para ayudar a los sobrevivientes de la violencia con armas de fuego a encontrar los recursos y beneficios disponibles para apoyar la amplia gama de necesidades de aquellos afectados por el implacable número de víctimas de esta violencia. La Ley de recursos para víctimas de la violencia con armas de fuego establece un Consejo Asesor para evaluar las necesidades médicas, educativas, económicas, legales, del lugar de trabajo, de vivienda y otras necesidades de los sobrevivientes de la violencia con armas de fuego y para difundir esa información a través de todos los canales relevantes. Everytown apoya firmemente este proyecto de ley, que aún está pendiente. 

Según la Ley de víctimas de delitos (Victims of Crime Act, VOCA), se distribuye un Fondo para Víctimas de Delitos a los estados, con recursos provenientes de multas y honorarios judiciales. Sin embargo, demasiados sobrevivientes de la violencia con armas de fuego no tienen conocimiento de esta fuente de financiación o tienen dificultades para acceder a estos fondos, ambas situaciones se deben a criterios demasiado rígidos y al papeleo burocrático. Como muestra la encuesta, muchos sobrevivientes de la violencia con armas de fuego no reciben el apoyo económico, emocional, médico y legal adecuado para atravesar las secuelas del incidente. 

A nivel estatal, los fondos de compensación para víctimas disponibles para los sobrevivientes de la violencia con armas de fuego son un recurso valioso. Pero demasiados sobrevivientes no tienen conocimiento de este recurso y los obstáculos y las restricciones hacen que sea difícil acceder a los fondos. El informe de Everytown Hurdles to Healing (Obstáculos para la sanación) detalla recomendaciones dirigidas a los legisladores para reducir los obstáculos burocráticos que enfrentan los sobrevivientes. Muchas de estas recomendaciones podrían abordarse a través de una legislación a nivel estatal. Los estados también pueden dedicar los dólares de la Ley del plan de rescate estadounidense para apoyar los servicios tan necesarios para los sobrevivientes de la violencia con armas de fuego, con financiamiento disponible a nivel estatal y local. 

El trabajo local para apoyar a los sobrevivientes puede hacerse aumentando la disponibilidad de servicios locales, ayudando a crear conciencia sobre los recursos de los sobrevivientes en todos los niveles del gobierno y de las organizaciones comunitarias, y asegurándose de que se incluyan las perspectivas y las voces de los sobrevivientes dondequiera que se tomen decisiones en nombre de aquellos que están experimentando el trauma de la violencia. 

Un mensaje abrumador de nuestra encuesta fue que menos de la mitad de los sobrevivientes tuvieron acceso a las diversas formas de asistencia que necesitaban en el año posterior al incidente.82 Esto requiere la intervención urgente de los organismos locales con su apoyo a los servicios y a las estrategias que fomentarán la salud y el bienestar, así como la sanación en sus comunidades. Esto incluye servicios de salud física y mental adecuados, estrategias para reconstruir la confianza y las relaciones sociales en las comunidades, y apoyo sólido para programas comunitarios de intervención de la violencia para interrumpir los ciclos de violencia. 

Las formas innovadoras de aumentar la concientización sobre los recursos existentes para los sobrevivientes podrían incluir una sensibilización que vaya más allá de los lugares tradicionales (defensores de la ley y de la justicia penal) e incluir eventos comunitarios, instalaciones médicas, bibliotecas, salones y otros lugares públicos de fácil acceso. 

El conjunto final de acciones implica la inclusión de las voces de los sobrevivientes en todos los foros y organismos donde se analiza la violencia con armas de fuego y sus consecuencias. Esto podría significar la inclusión de los sobrevivientes como personal en las oficinas de prevención de la violencia, en los comités de asesoramiento para asesorar a los alcaldes y al gobierno local sobre las brechas en los servicios, como oradores en las asambleas y otros eventos públicos sobre la violencia con armas de fuego y muchas otras oportunidades para aprender de aquellos que tienen experiencia de primera mano en las necesidades y perspectivas de los sobrevivientes. 
Finalmente, la capacidad de diseñar estas acciones se basa en una investigación sólida de las consecuencias prolongadas para la salud de las lesiones por armas de fuego y el impacto total de estos incidentes en la vida de los sobrevivientes. Y en esta investigación brillan por su ausencia. Una revisión reciente reveló que solo 10 estudios en las últimas dos docenas de años se centraron en estas consecuencias a largo plazo.82Orlas et al., “Long-Term Outcomes of Firearm Injury Survivors in the United States” (Resultados a largo plazo de los sobrevivientes de lesiones por armas de fuego en los Estados Unidos). La investigación futura debe abarcar no solo los impactos médicos de estas lesiones, sino también todas las demás ramificaciones de las lesiones por armas de fuego en las vidas de los sobrevivientes inmediatos y aquellos que los aman y se preocupan por ellos.

Conclusión

“Me he mantenido activo en la comunidad donde la violencia con armas de fuego siempre ha desafiado la calidad de vida de sus ciudadanos”.

—Sobreviviente de la violencia con armas de fuego83Everytown for Gun Safety Support Fund, Gun Violence Survivor Survey (Encuesta a sobrevivientes de la violencia con armas de fuego), noviembre de 2021.

Seguiremos siendo una nación de sobrevivientes a menos que tomemos medidas a nivel local, estatal y federal para evitar la violencia con armas de fuego. Al aprobar leyes para fortalecer el sistema de verificación de antecedentes, desarmar a los abusadores domésticos, financiar programas de intervención de violencia comunitaria y dar a las familias y a las fuerzas del orden las herramientas que necesitan para actuar ante las señales de advertencia para proteger a las personas en crisis y evitar los tiroteos masivos, podemos evitar que la violencia con armas de fuego destruya vidas y comunidades. 

La violencia con armas de fuego cambia para siempre las vidas de las personas que la experimentan, la presencian y son amenazadas por ella, y los sobrevivientes viven con su trauma todos los días. Pero también encuentran la fuerza para luchar para salvar las vidas de los demás, llevando su empatía, valentía y resiliencia al movimiento de prevención de la violencia con armas de fuego y nos desafían a todos a hacer lo mismo. Es vital que apoyemos a los sobrevivientes de la violencia con armas de fuego con los recursos que necesitan para sanar y que sigamos elevando sus voces en la conversación sobre la política de seguridad en el uso de armas de fuego de nuestra nación.

Everytown Research & Policy is a program of Everytown for Gun Safety Support Fund, an independent, non-partisan organization dedicated to understanding and reducing gun violence. Everytown Research & Policy works to do so by conducting methodologically rigorous research, supporting evidence-based policies, and communicating this knowledge to the American public.

The Latest